Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de protección de datos política de protección de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

Detalles

Sin unas normas o leyes básicas, cada individuo viviría según su propio libre albedrío, probablemente sin tener en cuenta que sus actos tienen consecuencias en y para los demás. Con la existencia de ciertas normas, todos somos conscientes de que tenemos que atenernos a esas consecuencias, por supuesto podemos escoger libremente como obramos, pero si esos actos perjudican a la sociedad, la norma nos hará responder de ellos.

La existencia del Derecho es obligada en cuanto que vivimos en comunidad, en sociedad y todo cuanto hacemos influye en lo que ocurre a nuestro alrededor y en las personas con las que compartimos un tiempo y un espacio. La existencia de una normativa legal sirve para regular la interelación con los demás y también es útil ante posibles conflictos de interés en los que los individuos no logran llegar a un acuerdo satisfactorio. Además, probablemente, la existencia de estas reglas de convivencia pacífica y justa sea la forma más sencilla de "obligarnos" a empatizar con los demás, a intentar no dañarles y a respetarles (siempre partiendo de la ausencia de una patología antisocial o psicópata, claro está).

Las normas, reglas o leyes deben surgir de la propia sociedad que las crea para regularse. Esto es importante porque cada sociedad tiene unas formas diferentes de regularse, de convivir y entender qué significa el respeto hacia los demás que se enmarcan dentro de su propia cultura. Además, estas leyes deben irse modificando a demanda dependiendo del momento histórico, evitando, así la existencia de leyes obsoletas o de dudoso cumplimiento.

El Derecho contribuye, pues, a mantener el orden social, la convivencia pacífica y las interelaciones civilizadas entre las personas de una comunidad. En definitiva facilita el bienestar social ya que regula la comisión de delitos (robos, lesiones, violaciones, atentados, etc.), la corrupción, la discriminación (por sexo, religión, etc.), los atentados contra el medio ambiente o la salud pública, etc.

Métodos alternativos de Resolución de Conflictos

El Derecho debe convivir con otros Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos (MARC), como la Mediación, el Arbitraje o la Conciliación y deben funcionar como complementarios unos de otros, aplicándose según corresponda a cada caso concreto, para favorecer la rapidez, la eficacia y los costes del procedimiento.

Consúltanos por Whatsapp