Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de protección de datos política de protección de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

Detalles

Actualmente los contenidos que más definen el concepto de masculinidad/feminidad son las diferencias profesionales y el aspecto físico.

 

En el trabajo

Todavía en nuestros días, desgraciadamente, no es demasiado frecuente encontrar mujeres en cargos directivos o políticos de mucha relevancia; son los hombres mayoritariamente quienes se ocupan del control de la economía y la política, tanto a nivel público como privado. Todavía en nuestros días no hay una igualdad efectiva, ni en las condiciones de acceso a determinados trabajos (pese a los intentos de superación incluso mediante acciones de discriminación positiva muy cuestionadas) ni en la promoción (aunque esto se intente combatir con métodos com la paridad), ni en los salarios (las mujeres cobramos un 30% menos que los hombres por el mismo trabajo). Desgraciadamente, todavía podemos hablar de trabajos masculinos (el repartidor del butano, el camionero, el mecánico, etc.) y trabajos femeninos (la maquilladora, la mujer de la limpieza, la comadrona, etc.).

En la publicidad

En los diferentes medios de publicidad, continúan funcionando los estereotipos que atribuyen al hombre rasgos de racionalidad, competitividad, frialdad emocional o control. En cambio las mujeres siguen asumiendo una visión más emocional, intuitiva, de cuidado de los suyos... Si echamos un vistazo a las revistas “femeninas” nos daremos cuenta de que, por un lado, las mujeres continúan ocupando el espacio privado, siendo madres, amas de casa i, lo que es más importante, tienen que satisfacer las necesidades de los que las rodean y procurar que su marido, sus hijos o sus amigos se sientan orgullosos de ella. En cambio, si revisamos algunas revistas de “corte más masculino”, el hombre se muestra como una persona triunfadora, atlética, amo del espacio público y privado, fuerte, valiente y decidido, incluso en el caso en que no sea tan triunfador, tiene la posibilidad de “enmascararlo”, cosa impensable para las mujeres, que siempre tienen que ser “perfectas” dentro y fuera de casa. Es un cliché evidente en los típicos anuncios de juguetes de las campañas publicitarias de navidad: muñequitas para ellas y coches para ellos… El rol de género marca, pues, un hombre proveedor de la economía familiar y una mujer proveedora de emociones y cuidados.

¿Estamos avanzando?

No obstante, es cierto que se ha ido produciendo una progresiva relativización sobre estos rasgos, de forma que los hombres han ido integrando contenidos tipificados tradicionalmente como femeninos y las mujeres, los respectivos masculinos, en una evolución hacia el equilibrio y la consideración de un ser humano previo a su sexo/género. Este proceso es lento y mucho más evidente en las mujeres que en los hombres, echo que influye directamente en la igualdad de oportunidades sociales. Pero no podemos perder de vista que cada momento histórico defiende sus propios conceptos de feminidad o masculinidad, a través de unos estereotipos determinados y, en nuestra época actual no estamos exentos de estos estereotipos. Actualmente, todavía no se comparten las tareas del hogar de forma igualitaria: algunos datos estadístico gubernamentales afirman que, cerca del 75% de las mujeres trabajadoras se ocupan de las tareas domésticas en exclusividad. No se trata, pues de un rol de generaciones más viejas, producto de una sociedad patriarcal extinguida, sino un tema de absoluta actualidad. Podemos seguir encontrando muchos hogares en los que el hombre se sienta en el sofá a ver el fútbol, mientras que la mujer prepara la cena para los hijos, o el hombre hace bricolaje mientras la mujer plancha o barre.

Debemos seguir avanzando en la igualdad, el respeto y la confianza mutuas entre las personas, dejando de lado su condición genética, su condición sexual y sus roles.

Consúltanos por Whatsapp